Skip to content
octubre 4, 2010 / Roberto Giaccaglia

Bubbles en Buenos Aires

Lo que son las cosas. El otro día, en un blog que suelo visitar para regodearme con los apodos que su autor le pone a Quintín, leo el comentario escueto a una gran fotografía (que yo pensé que era, en realidad, un fotograma): El jurado se equivocó. El post lleva por título “La mejor”. Como el que está acostado leyendo el diario mientras fuma no puede ser otro que Reginald “Bubbles” Cousins, es decir uno de los personajes de la mejor serie de todos los tiempos, The Wire, me dije: Ja, el autor de este blog piensa igual que yo. Sabe que The Wire es la mejor obra televisiva de todos los tiempos y le cayó mal que algún jurado estúpido haya premiado a otra serie.
Y después, con bronca por haberme perdido la premiación, y con bronca, sobre todo, porque no premiaron a The Wire, anduve por otros sitios o me puse a mirar The Wire, no sé, buscando el capítulo donde aparece ese gran fotograma que ilustra el post justiciero. Pero enseguida me atacó la duda.
Ahora que lo pensaba, yo, que vi casi todo The Wire, no reconocía esa escena, la de un Bubbles leyendo sonriente y fumando, despreocupado, en todo su esplendor homeless. Entonces calculé lo siguiente: Esta escena debe de corresponder a algún capítulo de la quinta y, desgraciadamente, última temporada, que todavía no vi entera (me faltan al momento 6 capítulos, que devoraré con fruición y con melancolía anticipada). Y claro, en la quinta temporada uno de los temas que trata la serie es el manejo que hace la prensa de ciertas noticias, y la redacción del Baltimore Sun es una de las locaciones omnipresentes, así como el periódico en cuestión una de las cosas que más aparece en pantalla. Y ahí está pues el querido Bubbles, despertándose en la mañana, porro encendido y Baltimore Sun desplegado, para enterarse de las noticias de su ciudad, los líos en los que se está metiendo el intendente “Tommy” Carcetti, o los problemas que atañen al departamento de policía, donde trabaja su amiga “Kima” Greggs, gran detective. Claro, no podía ser otra cosa, estaba todo dado para que fuera así. Incluso el hecho de que por primera vez Bubbles pareciera un homeless en toda la regla, ya que en esta temporada no le queda ni un mugriento agujero donde esconderse. Me imaginé que sus parientes ya lo habían echado del sótano que le prestaban, y que en el barrio donde solía drogarse no le quedaba un sólo edificio vacío para usar a sus anchas, como en las anteriores temporadas. Así que al fin Bubbles duerme en la calle, me dije, pero bueno, por lo menos puede fumar y leer el Sun. Y con esa sonrisa imperecedera, que saca a relucir incluso en los peores momentos, o no en los peores momentos, sino en aquellos que en medio de toda las cosas que tiene que soportar le ofrecen un par de minutos de calma, de dicha módica, de esperanza moderada.
Lo que todavía me daba vueltas en la cabeza era el premio al que The Wire había sido postulada, y que otra serie, equivocadamente, claro está, como dice el post (¡El jurado se equivocó!), había ganado.
A ver. Los Emmy ya habían sido entregados hacía un mes por lo menos. ¿Tan atrasado estaba este blog? No, no podía ser, tenía que ser otro premio, ¿pero cuál? No me imaginaba a The Wire compitiendo en otra clase de premio digno de mención. Todos esos que les importan sólo a los yanquis, por ejemplo, los Image Awards, los Edgar no sé cuánto, los Writers Guild of America y demases, no parecen demasiado relevantes como para que un blog argentino los ponga a considerar, o, mejor decir, para que un blog argentino ponga a consideración de sus lectores cuán errados están en premiar a otra serie cualquiera en vez de a The Wire.
Como no podía dormir, volví al blog a fijarme, porque seguro había un link en algún lado con el premio otorgado y la lista de nominados y por supuesto la serie ganadora, injustamente, sí señor, porque por más buena que fuera jamás de los jamases podía siquiera igualar a la serie donde se luce Bubbles.
Pero no, el link me llevó a un concurso fotográfico.
Promovido por Eterna Cadencia Libros y la Fundación T.E.M.A.S., el concurso, de nombre “Leer”, se proponía, entre otras cosas, estimular la creatividad, “fomentar” el encuentro entre distintas artes y promover la lectura. O sea, había que sacar una buena foto donde hubiera algo para leer, o un tipo leyendo, o cosas por el estilo. O, lo que es más o menos lo mismo, mostrar la relación entre las personas y la lectura en sus más variadas formas, como dicen las bases del concurso. Y bueno, parece ser entonces que una tal Ana Luz Sanz, a quien no conozco pero ya admiro, encontró a Bubbles acostado en alguna de las veredas de Buenos Aires —qué está haciendo Bubbles en Buenos Aires es un misterio (¿recobrándose de su adicción a la heroína, tal vez, como Luca Prodan? ¿Trabajando para la policía de Macri como informante?)—, leyendo no tal vez el Baltimore Sun, sino, pienso, el Clarín, no sé si en obvia confrontación con el gobierno o porque Bubbles no sabe que Clarín miente, ya que no creo que vea 6,7,8.
Como sea, el blog que señaló el error del jurado está en lo cierto: el jurado del premio Leer se equivocó. Errar es humano, pero errar tan feo ya es de una escala humana inferior: la foto de Ana Luz Sanz a Reginald “Bubbles” Cousins es infinitamente superior a cualquiera de las otras, pero sólo obtuvo una mención, nada más. Ni siquiera una mención especial, sino sólo una mención, eso solo, una mención, palabrita insignificante para figurar debajo de tamaña fotografía.
Ana Luz tituló a su fotografía “Buenos días, Buenos Aires”, pero a mí me gustaría haberla llamado “Bubbles en Buenos Aires”, algo que, tratándose de quién se trata, y no de un homeless cualquiera, o un yonqui del montón, queda mucho mejor, da prestigio a la imagen, por más que no necesite prestigio extra, por lo buena que es de por sí.
En fin, de eso se trataba entonces, no de un error de algún jurado yanqui medio ciego de ver tanta televisión y tener que elegir, mal, la mejor serie de la nutrida programación del norte, sino del de un jurado compuesto por periodistas y fotógrafos argentinos, que puestos a elegir no tuvieron en cuenta el buen ojo de Ana Luz Sanz, el paso de Bubbles por Buenos Aires, su elección de una colorida vereda porteña para echarse a dormir, y su desayuno matutino con un puchito y el Clarín. Ciegos también, por supuesto.

Anuncios

8 comentarios

Dejar un comentario
  1. Koba / Oct 6 2010 1:47 am

    Ja, muy bueno esto Roberto, pero… ¿es Bubbles? No creo.
    Al leer el post me dije enseguida “Roberto esta equivocado, esa imagen no de es The Wire”, fanatico como soy de la serie me di cuenta facil, ademas en la 5ta temporada Bubbles esta bastante recuperado no?
    Espero que termines pronto la serie, quiero un post general je. Igual, te va a agarrar un bajon terrible, no solo por el final de algunos queridos personajes, sino porque terminas una historia insuperable.
    Luego, dejas pasar un tiempo, y empeza a ver DEADWOOD, buenisima, te va a gustar, luego por mail (bueno, luego no tanto, algun dia de estos) te paso los links de descarga directa.
    Un abrazo

  2. Roberto Giaccaglia / Oct 6 2010 5:34 pm

    No será Bubbles, pero mi equivocación fue real.
    Después, ya enterado de qué se trataba, me limité a seguir con la ilusión.
    Voy a tener en cuenta a Deadwood, imposible no hacerlo ya que The Wire fue recomendación tuya.
    Igual, al menos a The Wire no la voy a añorar tanto (mentira) porque ahora estoy enganchado con Treme (Bunk ahora es músico, pero para mí sigue siendo Bunk -al menos la cerveza sigue gustándole igual, o más).
    Un abrazo.
    PD: ¿Qué pasa con Cosmopista?

  3. Martín (jota) / Oct 6 2010 7:32 pm

    La verdad que está igualito…

  4. Koba / Oct 7 2010 1:53 pm

    Cosmopista… ¿se nota que me está costando arrancar? Ja.
    Estoy preparando un post rápido sobre Deadwood, veremos si lo termino y lo publico. Te aclaro que Deadwood es recomendación de David Simon, el creador de The Wire.
    ¿Treme? Bajé un par de capítulos, aún no vi nada. Igual que lo nuevo de HBO, Boardwalk Empire, una de gansters, bajé los primeros caps y no los vi.
    Un abrazo

  5. Roberto Giaccaglia / Oct 7 2010 3:16 pm

    No te pierdas Treme, si te gusta la música, las buenas actuaciones (un par de los que ya vimos en The Wire, más John Goodman y un largo etcétera) y un guión sin fisuras (es creación de David Simon, justamente) esta es tu serie muchacho.

  6. Ana Luz Sanz / Nov 20 2010 8:11 pm

    Hola, yo soy Ana Luz!, fue muy divertido encontrar esta nota, le voy a cambiar el título a la foto, ahora que descubrí que era Bubble el protagonista de la misma ; ).
    Voy a tener que ver la serie…
    Gracias por la opinión y por la foto.
    Besos!
    Ana

  7. Ana Luz Sanz / Nov 20 2010 8:13 pm

    Ah…
    escribís muy bien!
    me interesa

  8. Roberto Giaccaglia / Nov 20 2010 11:35 pm

    Gracias Ana, un gusto tenerte por acá.
    Y felicitaciones, la foto está bárbara.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: