Skip to content
abril 1, 2011 / Roberto Giaccaglia

Diana Conti en A dos voces: ¿una epopeya etílica?

No la conocía. La había oído nombrar, nada más. Entre otras cosas —por ejemplo por un escándalo de corrupción mientras era senadora—, por impulsar la eternización de Cristina. Pero el miércoles por la noche al fin pude ver (y escuchar) a Diana Conti, diputada del Frente para la Victoria, en el programa A dos voces, de la señal de cable TN. Me sorprendió mucho, muchísimo. Por un momento pensé que había asistido al estudio con algunos litros de alcohol en la sangre. No hubiera sido raro. Digo, a algunas personas les da mucha vergüenza aparecer ante las cámaras, o hablar en público, y a veces necesitan de un empujoncito para darse ánimo. Pero es peligroso, la lengua puede dormirse, las frases perder cohesión, las palabras volverse ininteligibles. El diputado Iglesias, quien estaba ahí para debatir con ella, la miraba extrañado, sin entender del todo. Yo creo que se moría de ganas de preguntarle si estaba borracha. O por lo menos de preguntarles a los conductores del programa por qué le habían puesto a semejante contendiente. Pero Diana Conti está en su derecho, pienso. Si a Lanata se le permite fumar cuando lo invitan al canal, ¿por qué a Conti se le van a prohibir unos traguitos para darse coraje? El debate careció de interés, eso sí. Porque no fue un debate, sino un monólogo. Conti hablaba del pasado de la Argentina haciendo una interesante elipsis. Ustedes saben qué es una elipsis —quizá ella no, pero la usó muy bien—: una figura retórica que consiste en la supresión de algún término de la oración. Por ejemplo, en el pasado que Conti relataba, pasado que habría según ella arruinado a la Argentina, los Kirchner quedaban afuera: eran suprimidos de la historia reciente de nuestro país. Conti hablaba de las políticas neoliberales de los noventa. Lo hacía a media lengua, pero no por eso los Kirchner quedaban fuera. Los Kirchner quedaban fuera porque Conti no los creía necesarios para mentar la época menemista, como si el matrimonio K hubiera aparecido recién en el 2003. Y no de la mano de Duhalde, por supuesto, sino de vaya a saber qué clase de Dios nacional y popular. Después habló de lo que el gobierno de los Kirchner había logrado: la despenalización de las injurias y las calumnias, a partir de lo cual los periodistas pudieron hablar sin temor a que se los tomara como mal intencionados… cuando en realidad dicha “despenalización” fue gracias a la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Menem, recuerdo, decía algo parecido cuando alguien lo cicateaba con cuánto odiaba a los periodistas: Nunca nadie les dio tanta libertad como yo. Como si la “libertad” de la que deben gozar los periodistas fuese el regalo de un mandatario y no algo que se sobreentiende. Es curioso cómo los kirchneristas comparten ideas y fugas hacia adelante con Menem. Parecen Aira en el proceso creativo de sus novelas: corrigen mientras corren hacia el final, a lo loco y a lo tonto. Pero sigamos. Aunque no sé con qué seguir. Ante la pregunta de qué le pareció el bloqueo a Clarín y a La Nación, el nivel vínico de las respuestas pareció llegar a su pico máximo. “…la propia presidenta llamó dijo (sic) Yo quiero ser compañera de los trabajadores, pero no cómplice… ¿Qué orden concreta hubo de qué juez? Porque si Polo Olivera juez civil ha dado alguna instrucción genérica (sic) de evitar este tipo de situaciones, no ha sido concreto (sic) porque un juez si quiere que esa evitación (sic) lo sea a través de la policía, en lugar de decir que se evite la situación, póngale custodia (sic) permanente a la salida de no sé… Clarín siendo tan grande… ¿es la única salida de los camiones con el diario? (sic)… El conflicto es sentenciable en la manera de haberse manifestado (sic)… El conflicto que nosotros tenemos con Clarín, que no es porque Clarín escribe lo que a nosotros nos gusta (sic. ¿En el fondo les “gusta” lo que escribe Clarín, acaso, porque juegan a ser enemigos y ambos se necesitan?)… el conflicto con Clarín, que es una empresa multimediática y también una de las pocas empresas que fue lo natural por años (sic), con otras pocas (sic), que fuera lo NATURAL (aquí enfatizó), que ellos dijeran, ustedes, una verdad… a partir de la /¿edad media?/ (juro que no entendí esta parte)… a partir de /¿la ley de media?/ (tal vez fue esto: dijo “media” en vez de “medios”)… a partir de que hoy hay un debate respecto de la pluralidad… y ese debate no se produce con lo que pasó el domingo (sic)… se da porque hay un gobierno que propicia ese debate y algunos que se resisten en /¿molestar?/ /¿democratizar?/ el debate… esa es mi opinión, realmente“. Luego le preguntaron si existía la voluntad política, por parte del gobierno, de evitar este tipo de bloqueos. Conti dijo que dicha voluntad existe, cómo no va a existir, pero es la EMPRESARIA (recalcó, enfatizó —sí, dijo empresaria) quien debe hacerlo: “…no me digan que Clarín no tiene la fuerza de solucionar el conflicto evitando que te acampen en la puerta… (aquí quedó en suspenso un rato, lista para decir algo determinante, contundente) mujeres y niños (como si las mujeres y los niños no pudieran ser “usados” y su presencia garantizara la legitimidad de la “protesta”)… entonces los bloqueos hay que evitarlos pero si es a través de la (sic) monopolio de la fuerza que existe el Estado (sic), no… (sic) ustedes saben cuál es la línea y ha sido de este gobierno“. Después le preguntaron por la relación del gobierno con Moyano, pero Conti prefirió hablar de las medidas reparadoras del kirchnerismo para con los trabajadores, volviéndose a olvidar de que los Kirchner estaban vivos y gobernando durante los noventa, aunque sí dijo, siempre a media lengua, que Moyano no es el que ha colaborado e incentivado al gobierno (sic). Me pregunto qué se le habrá escapado aquí. ¿Que el gobierno colaboró e incentivó solito, sin ayuda de Moyano, lo que pasó el domingo ante las puertas de Clarín y de La Nación? Pasó inadvertido porque se vino seguidamente una retahíla de frases inconexas. Aquí Iglesias ya no sabía si seguir prestándole atención o sacarla a bailar: “Que luego de ocurrido (el bloqueo), luego de que el juez hable (sic), luego de cómo actúa la policía federal (¿?), el gobierno o la presidenta de la nación asuma hasta hoy no haberse expresado (¿qué es “asumir no haberse expresado”? Yo no la escuché a la Presidenta decir algo como: Sorry, no me expresé), que algún ministro diga algo o no, es como uno articula tras un conflicto indeseado para el gobierno pero que ocurrió… (aquí también quedó en suspenso, buscaba el hilo perdido y no lo encontraba en el cielo raso del estudio… Pero tomó fuerzas y eligió seguir hacia otro lado:) que uno lo va a llevar adelante de la manera menos lesiva para la sociedad, porque además la libertad de prensa no es la libertad para las empresas periodísticas… Entonces no hubo una VIOLACION GRAVANTE (aquí volvió a levantar la voz, para que todos nos enteráramos de que no es gran cosa bloquear la salida de un diario) a la libertad de prensa… agravio flagrante a la libertad de prensa es otra cosa (sic)”. Enseguida se tomó de lo que todos los setentistas bien pensantes esgrimen cuando se critica al gobierno del que forman parte: Clarín fue cómplice de la dictadura. Es fácil. Hasta alguien que ha tomado de más puede recordarlas sin apenas titubear: seis palabras que barren con todos los argumentos en contra. Después Iglesias llamó al kirchnerismo “un lobo con piel de cordero”. Conti se lo tomó a mal: En Argentina se puede decir cualquier cosa, dijo, enojada. Algo, según ella, que no se podía hacer diez (10) años atrás (sic). ¡Como si la democracia la hubiera inaugurado Kirchner (es lo que quiso decir, pero el hecho es que diez años atrás estaba De la Rúa gobernando) y desde el 83 hasta… el 2001 nadie hubiera podido abrir la boca para opinar sobre el gobierno! Cuando iba terminando, soltó: “Porque la gente nos apoya vamos a poder hacer que los métodos de acción directa de nuestros compañeros los trabajadores sean cada vez más razonables”. Gracias Conti por tu esfuerzo en ir mejorando de a poco la vida de los argentinos. Por tu tarea de educar al soberano, en suma. ¿Pero cómo vas a medir la progresión de la “razonabilidad” de “tus” compañeros trabajadores? ¿Cada vez va haber menos gente bloqueando diarios, por ejemplo? ¿Los bloqueos irán durando menos horas? ¿Garré irá respondiendo más rápido? ¿Las amenazas de Moyano irán siendo menos frecuentes? ¿Creés que al término del segundo mandato de Cristina ya estaremos libres de bloqueos y aprietes? ¿O casi? “Tengo una tolerancia que es más larga que en otros momentos”, dijo Conti ya al final, refiriéndose a lo calmada que había estado durante el “debate”. Cómo para que no. ¡Si habló ella sola! Los periodistas que la invitaron (gracias eh, por permitirnos a los televidentes tamaña muestra de intelecto. ¿O no consiguieron a nadie más?) dieron una imagen pobre de la profesión: se vieron apabullados, empequeñecidos, imposibilitados de interpelar a alguien que se largó como una tromba. E Iglesias… ¿qué se puede decir de él? No salía del asombro. Estupefacto, dejó sin más que el tiempo corriera, pensando, quizá, que así no se puede hablar con nadie. Como esos tipos que acodados a la barra ven cómo los demás, en un estado por decir así muy diferente al suyo, se divierten, alejados de la realidad… Mientras todos miraban, Conti bailaba sola.

Anuncios

3 comentarios

Dejar un comentario
  1. vidio.com.ar / Abr 1 2011 8:37 pm

    BUEN POST!
    Hay muchas cosas que las considero puro instinto y sentido común, sin embargo, siento que muchos argentinos parece que están en otra. O que por la plata baila el mono.
    pensar que hay muchas Conti”s representándonos…
    Un saludo.

  2. lanoviadetroll / Abr 2 2011 2:31 am

    LMAO cómo me lo perdí…este país es genial para mirarlo desde el balcón. Será por eso que todavía quedan algunos que quieren subir ahí.

  3. susi / Abr 2 2011 1:37 pm

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: