Skip to content
julio 16, 2011 / Roberto Giaccaglia

Diario de un librero #24

¡La librería cumple un mes! ¡Un mes! ¡Un mes y todavía contentos y entusiasmados! El trabajo no nos pesa, ni nos agobia, por el contrario: nos encanta. ¡Tantos años al pedo hasta descubrir nuestra vocación: atender una librería para niños y jóvenes! Juanjo Sáez, en un libro (librazo) titulado Yo, recuerda y dibuja a cierto tipo (no recuerdo quién, sorry, lo voy a releer cuando vuelva el lunes, a la librería) que en una vez se dio cuenta, este tipo que digo, volando en avión, viéndolo todo desde las nubes, en uno de esos momentos epifánicos, que vivimos rodeados de fantasías hechas realidad… ¡Claro! ¡Cómo no me di cuenta antes! Prestemos atención: cada construcción antes fue un sueño, un sueño de algún otro, un hombre o mujer cualquiera que no conoceremos nunca que proyectó en su cabeza o en su corazón o en el fondo de su alma que eso que estamos viendo algún día sería verdad… Y sí, alguna vez (no hace mucho, un par de meses atrás) empezamos a fantasear una librería. ¡Y ahí está! ¡La guacha cumple un mes!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: