Skip to content
febrero 24, 2011 / Roberto Giaccaglia

Óscar 2010: predicciones

Mejor Montaje: The Social Network, porque los planos se suceden con una velocidad similar a la verborragia de sus protagonistas: forma y concepto de la mano, linda dinámica, el mejor orden narrativo de las candidatas a este rubro. Mi segunda candidata es 127 Hours, por lo mismo, forma y concepto de la mano, aunque en ralenti.

Mejores Efectos Especiales: Alice in Wonderland, por supuesto. En parte, porque es la película que me resulta más simpática de todas las nominadas aquí. Mi segunda candidata es Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1, que es mala, pero algo tiene que ganar.

Mejor Maquillaje y Mejor Vestuario… ¿a quién le importa? Por decir algo, para lo primero elijo a The Wolfman: Benicio del Toro y Anthony Hopkins quedan bien hechos unos bestias. Aunque Benicio siempre fue una linda bestia, ¿eh, chicas? Y para lo segundo me quedo, de nuevo, con Alice in Wonderland, obviously, esa ropa del Sombrerero Loco y de la Reina Roja no puede estar mejor. Mi segundo candidato para este rubro: True Grit, más que nada porque siempre quise vestirme de vaquero, llenarme de polvo, de tierra, calarme el sombrero, subir a mi caballo y atravesar bosques y desiertos buscando algo, lo que sea, con cara de sufrido, etc.

Mejor Dirección de Arte y Mejor Fotografía. Nunca entendí estos premios. ¡Pónganlos a los dos juntos y dejen de dar tantos premios al rolete! Esforzando mi imaginación, diría que la dirección de arte debe de cuidar aspectos… ¿visuales? ¿Volver la cosa “atractiva”, “real”? ¿El decorado, por ejemplo? Casi lo mismo que “fotografía” con otro nombre: iluminación, encuadre y composición, crear la “facha” de la obra, para que todo quede más bonito —o más feo, cuando es necesario. Como sea, pongo a Alice in Wonderland como mi candidata, para lo primero (¡Dirección de “Arte”!), por lo mismo que dije de ella antes: porque en los rubros “visuales” difícil pueda estar mejor. Y me quedo con True Grit para lo segundo (¡Fotografía!), que se ve linda (y real) y me da ganas de vestirme de vaquero, llenarme de polvo, de tierra, calarme el sombrero, subir a mi caballo y atravesar bosques y desiertos buscando algo, lo que sea, con cara de sufrido, etc.

Mejor Edición de Sonido y Mejor Mezcla de Sonido. Puf, premios menores. Es bueno que una película suene bien, pero esto es el Primer Mundo: se supone que debe sonar bien. Bueno, digamos, por decir algo: Unstoppable, para lo primero, porque la película aturde, y ese tren yendo a mil asusta, parece un animal furioso y desatado. Es más: si gana cualquier otra, va a estar mal. Y para lo segundo… The Social Network: los pibes te dejan la cabeza así hablando y hablando, pero igual se entienden, así que supongo que el tipo detrás de la consola habrá hecho un buen trabajo. Mi segunda candidata aquí: Salt, por la boca de Angelina Jolie.

Mejor Banda Sonora: The Social Network querido, lejos. Ahí están Trent Reznor y Atticus Ross y hacen un trabajo hermoso, emotivo, que no sé si tiene que ver mucho con la película, pero no me importa: yo usaría esta banda sonora de fondo para buena parte de mis días (sobre todo en aquellos donde recuerdo cómo me quedé sin amigos). By the way, que el año pasado no haya ganado Clint Mansell por componer la banda sonora de Moon (¡ni siquiera estaba nominada!), de Duncan Jones, es una total falta de respeto para el arte de musicalizar películas.

Mejor Canción Original: “We Belong Together”, de Randy Newman, para Toy Story 3. Randy siempre me cayó bien. No es su mejor obra, pero me parece que le va a ser suficiente. Le puede hacer sombra la canción de 127 Hours, “If I Rise”, otras de las canciones “para llorar” que ganan premios, pero no creo que tengan tan mal gusto los del Jurado —bueno, en realidad sí lo creo.

Mejor Cortometraje y Mejor Cortometraje Animado: ni la menor idea. Lo único que vi fue Day & Night, para lo segundo, de un tal Teddy Newton, y la verdad que me gustó poco, o nada. Mi predicción: éste no gana.

Mejor Documental: está difícil, hay muchos buenos (que merecerían, de hecho, ser Mejor Película). Pero disfruté especialmente Exit Through the Gift Shop, de Banksy y Jaimie D’Cruz, así que esta es mi elección: Exit Through the Gift Shop, una película divertidísima y original, hecha por totales amateurs y que sin embargo sale bien. Otra vez: el espíritu de la obra se condice con su forma. Segunda candidata: Restrepo, de Tim Hetherington y Sebastian Junger, que es muy probable que gane, porque a los yanquis les encanta ver los quilombos que se mandan en otras latitudes —aunque no solucionarlos. Esto se vio el año pasado, cuando le dieron el premio mayor a The Hurt Locker (se van a pasar vergüenza a Irak y después dan vergüenza ajena en Hollywood premiándose a sí mismos).

Mejor Documental Corto: ¿y esto qué es? ¿Dónde se puede ver uno? Que gane cualquiera, qué sé yo.

Mejor Película Animada: Toy Story 3, por lejos. Las demás ni tendrían que ir a la entrega. Digo yo, si candidateamos a una película animada para mejor obra en el rubro, y después la ponemos para Mejor Película, compitiendo con otras que no son animadas, la elección es clara, ¿no? —aunque hay que decir que Coraline debió ganarle a Up el año pasado, por más que Up también estaba nominada a Mejor Película (Mejor Película a secas, quiero decir)…

Mejor Película Extranjera: désenlo a Dogtooth, del griego Yorgos Lanthimos, y déjense de joder.

Mejor Guión Original: The Fighter, porque hay que ser muy bueno para seguir intentando dramones biográfico/deportivos después de tantos intentos que fueron un mamarracho y que quede más o menos bien, te divierta, te conmueva, etc. (Igualmente, mientras no se lo den a Inception, que no la entiende ni el que la escribió, supongo que está bien cualquier candidato… bueno, Mike Leigh casi seguro que tampoco lo merece.)

Mejor Guión Adaptado: The Social Network, porque de un libro seguramente aburridísimo (cómo se hicieron millonarios unos cuántos jóvenes), mentiroso y malintencionado, sobre un producto idem (un sitio de Internet, who cares?), hicieron una obra atrapante, única en su propuesta diría (127 Hours es también “única” en su propuesta, pero no le va a alcanzar).

Mejor Actor de Reparto: Christian Bale, por The Fighter, aunque no le llega ni a los talones al ganador del año pasado: Christoph Waltz, por Inglourious Basterds (en serio, ¿no se lo pueden dar de nuevo?). John Hawkes, por su parte, de Winter’s Bone, me gustó poquito, pero la película es tan insoportable que lo olvidé enseguida.

Mejor Actriz de Reparto: me gustó esa Jacki Weaver, de Animal Kingdom —una película bastante mala, eso sí, pese a lo que diga Quentin Tarantino, que la elogió. Segunda opción: la jovencita de True Grit, Hailee Steinfeld.

Mejor Actor: en realidad elegiría siempre (cada año, casi) a Jeff Bridges, esta vez por True Grit. Y ahora, pegadito, a Jesse Eisenberg, por The Social Network, que la verdad es que está muy pero muy bien… Y hay que decir que James Franco, de 127 Hours, algo se merece por su tour de force… Aunque ya lo veo a Bardem, por Biutiful, otra vez con la estatuilla en la mano… Pero me quedo con Jeff Bridges, para darme la contra a mí mismo.

Mejor Actriz: mmhh, no sé, acá está más difícil todavía. ¿Jennifer Lawrence, de la insoportable Winter’s Bone? Ojalá que no. No vi a Nicole Kidman en una que se llama Rabbit Hole, ¿la puedo elegir igual? Pero es más probable que se lo den a Natalie Portman, por Black Swan, que en realidad me gustaba más (mucho más) cuando era chica —su papel en El perfecto asesino, a los trece años, estuvo muy bien, no digan que no.

Mejor Director: tampoco la tengo clara acá, pero si le dan el premio a Darren Aronofsky por Black Swan no veo nunca más una entrega de oscares en mi puta vida. Apuesto por los hermanos Coen, y chau. Bueno, no, un momento: unas fichas para David Fincher por The Social Network no creo que sea dinero desperdiciado.

Mejor Película: ¡no sé para qué carajo hay tantas candidatas! Cosas como Inception, Winter’s Bone, Black Swan y hasta diría The King’s Speech no tienen nada que hacer. (¿Y si elegimos a la más mala de todas estas?) Por lo general, es el premio más injusto de la noche. Pero como debo elegir, apuesto a The Social Network, dejando una leve esperanza para True Grit y 127 Hours, que son de todas las candidatas las más interesantes —y que uno no sabe, exactamente, cómo llegaron allí —bah, 127 Hours sí: por la “lección de coraje”, o algo como eso, que transmite. Podría nombrar a The Kids Are All Right, que sí se sabe cómo llegó allí, pero no creo que tenga chances. The Social Network, entonces —sin fe, aclaro.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: